ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL CONFLICTO COREA DEL NORTE Y COREA DEL SUR.


gf

Estimados Lectores de Historia 1 Imagen:

nic3b1os-refugiados-en-la-guerra-de-coreaDebido a las actuales declaraciones realizadas por Corea del Norte, han sido múltiples las consultas que hemos recibido sobre los antecedentes del conflicto de las dos coreas. A continuación presentamos una síntesis histórica sobre la Guerra de Corea (1950-1953) y las consecuencias proyectadas durante la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días.

La mayor parte de la información periodística  afirma, en alguno de sus párrafos, que el conflicto actual se encuentra vinculado directamente a la confrontación  sostenida durante la Guerra Fría, sin dar más antecedentes al respecto.

1364601998_913693_1364641154_noticia_fotograma

Antecedentes históricos del conflicto:

Desde 1637 a 1894 Corea fue un Estado vasallo del Imperio Chino. En ese año la situación cambia debido a la derrota china frente a Japón.  No obstante, por presión de las potencias europeas, las tropas japonesas se retiraron de la península.  Ahora bien, en 1905 con la derrota del Imperio Ruso ante Japón, la península coreana quedó bajo protectorado japonés, el cual se convirtió en ocupación a partir de 1910.[1]  Esta ocupación se prolongó hasta 1945, año en que se produjo la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial. A partir de este momento Corea quedó libre de la ocupación nipona, pero también este momento marcará el inicio de la separación de la península en dos entidades políticas, una de ellas al norte y la otra al sur.

 La razón de tal situación se explica a partir de los acuerdos sostenidos por los Aliados en la las últimas negociaciones de la Segunda Guerra Mundial. Como señala Charles Zorgbibe,  Estados Unidos, a mediados de julio de 1945, continuaba pensando que la guerra en el Pacífico sería costosa en vidas humanas y, por ello, la realización de la ofensiva rusa en Manchuria era una de sus metas en la Conferencia de Postdam. La bomba atómica no les había dado todavía el convencimiento de que con ella doblegarían y harían rendirse a Japón.[2]  Así, el 8 de agosto de 1945, la declaración del Cairo señalaba que los japoneses se rendirían a los soviéticos al norte del paralelo 38º y a los norteamericanos al sur del mismo paralelo.  Ese mismo día la URSS declaró la guerra a Japón y el ejército rojo entró en Manchuria. 2 días antes había sido lanzada la primera bomba atómica sobre Hiroshima y un día después se lanzó la segunda y última bomba atómica utilizada durante la Guerra Fría, en esta segunda oportunidad la ciudad afectada fue Nagazaki

En el mapa que se presenta a continuación podemos apreciar con claridad la línea de demarcación fijada por los Aliados en el paralelo 38º.  Los territorios ubicados al norte de dicha línea quedaron a cargo de las tropas soviéticas, mientras que del sur se hizo cargo Estados Unidos.  En teoría la ocupación sería momentánea y posteriormente se llevarían a cabo elecciones generales para decidir el destino  político de los territorios. No obstante, al igual que había acontecido con Alemania, la ocupación pronto pasó a marcar las líneas divisorias permanentes,  transformándose en fronteras de la propia Guerra Fría, es decir, de la división bipolar del mundo entre el capitalismo y el comunismo.

Mapa de la división de la península de Corea 1945

COREA 1

Las dos Coreas, 1945

  Fuente:  Todos los mapas que se presentan a continuación pertenecen a www.elmundo.es

Al compás de la Guerra Fría, Corea experimentó la división concreta el año 1948. En Corea del Norte se estableció una “República Popular”, dirigida por Kim Il Sung; y en Corea del Sur,  Syngman Rhee estableció una férrea dictadura pro-norteamericana.[3] Aquí comienza la historia de este doble régimen político que sobrevive hasta nuestros días.

 A continuación pasaremos a analizar concretamente el desenvolvimiento de la  guerra de Corea. Nuestro análisis lo desarrollaremos, esencialmente, a partir de una serie de mapas que nos muestran las diversas ofensivas y contraofensivas que caracterizaron al conflicto de Corea.  A través de ellos observaremos los vaivenes del proceso con las amplias arremetidas llevadas a   cabo por cada uno de los bandos durante los 3 años en que se prolonga el conflicto. Todo ello para finalmente quedar en la misma posición original, es decir, el paralelo 38º como línea de demarcación.

El desarrollo de la Guerra

El 25 de junio de 1950, las tropas de Kim Il Sung atravesaron el paralelo 38º y avanzaron triunfalmente hacia el sur. El régimen surcoreano apenas pudo mantener un pequeño territorio en torno a Pusan.  Esta última situación se explica a partir del hecho que en 1949 el Presidente Truman  había ordenado el retiro de todas las fuerzas militares de Corea y el ejército surcoreano sólo estaba equipado para desempeñar funciones policíacas, la razón de ello según señala Henrry Kissinger, era el temor que sentía Washington de que Corea del Sur se viera tentada a unificar el país por la fuerza.[4] Por esa razón, Estados Unidos no había optado por el fortalecimiento militar de Corea del Sur.

Mapa 1:  La Invasión. 25 de Junio de 1950

25 de junio 1950
25 de junio 1950

En el mapa 1 se muestra la avanzada de las tropas Norcoreanas hacia el sur y el repliegue de las tropas Surcoreanas.  La reacción norteamericana fue inmediata. Washington pidió la convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONU y consiguió un mandato para ponerse al frente de un ejército que hiciera frente a la agresión norcoreana. La ausencia del delegado soviético, que había rechazado asistir a las reuniones del Consejo como protesta por la negativa norteamericana de aceptar a la China Popular en el Consejo de Seguridad, permitió esta resolución, ya que la URSS se vio impedida de ejercer su derecho a veto.[5]

Las tropas multinacionales de la ONU, al mando del general MacArthur, recuperaron rápidamente el terreno perdido y el 19 de octubre tomaron Pyongyang, la capital de Corea del Norte. En el mapa 2 se pude apreciar el rápido avance de las tropas Norcoreanas hasta Pusan y el comienzo de la participación norteamericana en el conflicto.  Como se ve, la estrategia utilizada por las Tropas norteamericanas a cargo de D. MacArthur fue atacar la retaguardia del ejército Norcoreano. Esta estrategia tuvo espléndidos resultados para Estados Unidos ya que logró cortar los canales de abastecimientos de los Norcoreanos y asestarle una contundente derrota.

Mapa 2: El Asedio de Pusan. 5 de agosto – 17 de septiembre 1950

agosto - septiembre 1948
agosto – septiembre 1950

 ¿Cuál fue el rol desempeñado por Estados Unidos y la Unión Soviética en la Guerra de Corea?

Según la explicación soviética, las razones de la intervención norteamericana en el conflicto están dadas por el interés de Estados Unidos por “entorpecer, mediante una agresión abierta, el desarrollo de la lucha de liberación nacional y resguardar las posiciones del capitalismo en esa importante región”.[6] Según ésta perspectiva, la participación de Estados Unidos en el conflicto no tenía otro objetivo que asegurar territorios de expansión para el capitalismo. La explicación soviética de todos los conflictos suscitados durante la Guerra Fría siempre tienen como fuente primaria, la agresividad norteamericana y su interés por expandir el sistema económico capitalista en contra del sistema socialista propuesto por la Unión Soviética.

Como se puede apreciar, ese tipo de interpretaciones no nos proporciona elementos de análisis que nos permita comprender el desenvolvimiento de los procesos en cuestión, ya que sólo señala explicaciones unilaterales que terminan comprobando siempre la culpabilidad de Estados Unidos en el origen de todas las Grandes Crisis del período.  Más interesantes nos parecen los aportes realizados por Henry Kissinger acerca de las razones que hicieron de la Guerra de Corea un conflicto típico de la Guerra Fría: “La Guerra de Corea surgió de un doble equívoco. Los comunistas, analizando la región por su interés para los Estados Unidos, no creyeron probablemente que éstos resistieran en la extremidad de una península cuando ya habían cedido la mayor parte del Asia continental, mientras que los Estados Unidos, percibiendo el desafío como cuestión de principios, se preocuparon menos por la importancia geopolítica de Corea, que los dirigentes norteamericanos habían negado públicamente, que por lo simbólico de tolerar que una agresión comunista no encontrara ninguna oposición”.[7]

Según la perspectiva de análisis de Kissinger, la incomprensión por parte de cada uno de los bandos fue absoluta.  Los comunistas no comprendieron la función de los valores en el enfoque norteamericano de las Relaciones Internacionales, por tanto creyeron improbable que Estados Unidos se lanzaría a defender una península distante y abiertamente declarada fuera de su perímetro de interés estratégico. Douglas MacArthur, comandante de las fuerzas norteamericanas en el Pacífico, en marzo de 1949 había afirmado: “… Nuestra línea de defensa corre por la cadena de islas que bordean la costa de Asia. Comienza en las Filipinas y continúa por el archipiélago de las Ryukyu, que incluye su principal bastión, Okinawa. Luego se inclina hacia Japón y la cadena de islas Aleutianas hasta Alaska”.[8] Por otra parte en un discurso pronunciado el 12 de enero de 1950, el Secretario de Estado, Dean Acheson sostuvo: “En lo tocante a la seguridad militar de otras zonas del  Pacífico, debe quedar claro que nadie puede garantizar estas zonas contra un ataque militar. Pero también debe quedar claro que semejante garantía casi no es sensata o necesaria dentro del ámbito de la relación práctica”.[9]

 Esto ha de haber convencido a  los comunistas, incluido Stalin, de que la conquista de Corea sería rápida y no implicaría mayores problemas.  Pero en Estados Unidos, el ataque a Corea del Sur fue percibido como el comienzo de una gran avanzada comunista apoyada por Moscú, frente a la cual era necesario reaccionar decididamente.

Ahora bien, lo que Estados Unidos hizo en Corea fue poner en práctica la teoría de la Contención, que estipulaba hacer frente al avance comunista, allí donde éste se produjese. Independiente de las evaluaciones estratégicas y geopolíticas que pudieren estar involucradas. En efecto, EEUU no tenía ningún interés estratégico en la península de Corea y su principal objetivo pasó a ser la demostración de que toda agresión sería castigada.[10]   Así pues, la defensa de Corea fue asumida por Estados Unidos a partir del típico lenguaje moralista y maniqueísta, donde lo que está en juego es la defensa del bien contra el mal, de la libertad contra la tiranía. Así por ejemplo, lo manifiesta Harry Truman en una de sus declaraciones:

“Las fuerzas de las Naciones Unidas están en Corea para sofocar una agresión que amenaza no sólo la urdiembre de las Naciones Unidas, sino todas las esperanzas humanas de paz y justicia. Si las naciones Unidas ceden a las fuerzas de la agresión, ninguna nación podrá sentirse segura ” (30 de noviembre de 1950)

 Respecto del apoyo recibido por las fuerzas comunistas, se debe precisar que éste estuvo a cargo de la República Popular China y no de la Unión Soviética.  En este hecho se manifiesta concretamente que Stalin no estaba buscando pretextos para desatar una Tercera Conflagración mundial.  Como señala Kissinger, si hubiese buscado un enfrentamiento, en Europa tenía suficientes pretextos.[11] Pero Stalin se mostró prudente durante todo el conflicto. La participación soviética estuvo dada por la ayuda prestada a China, pero ésta no fue gratuita  e incluso exigió su pago en efectivo.[12]

 En el mapa 3 se refleja la ofensiva llevada a cabo por China el 25 de noviembre de 1950. En él se aprecia el retroceso de las tropas americanas y surcoreanas que se encontraban al norte de la capital “Pyongyang”.

 Mapa 3:

La Ofensiva China. 25 de noviembre de 1950

25 nov. 1950
25 nov. 1950

Como señala Kissinger, no ha de haber sido fácil para China desafiar a la mayor potencia militar y atómica. Pero Mao TseTung percibió la ayuda norteamericana a Taiwán y a Vietnam como un cerco capitalista, que de no combatirlo en Corea, pronto se vería obligado a combatirlos en territorio Chino.[13]  El 16 de octubre se produjo la entrada de las  tropas chinas a Corea, haciendo retroceder al ejército norteamericano. El 4 de enero de 1951, las tropas comunistas retomaron Seul. El factor sorpresa y la dispersión de las tropas norteamericanas a lo largo de un frente que comprendía 650 kilómetros habían hecho posible las victorias chinas.

En ese momento, MacArthur propuso el bombardeo atómico del norte de China. Varias veces pidió MacArthur bombardear bases en Manchuria, bloquear a China, reforzar las tropas norteamericanas en Corea e introducir fuerzas de la China nacionalista llevándolas de Taiwán a Corea. No obstante, muchas de las recomendaciones del general rebasaron los límites de sus facultades.[14] Tanto el presidente Truman como la mayoría del Congreso reaccionaron alarmados ante una reacción que podía llevar al enfrentamiento nuclear. En un enfrentamiento cada vez más abierto, Truman destituyó a MacArthur el 11 de abril de 1951 y lo sustituyó por el general Ridgway.

El General Ridgway practicó una guerra de desgaste que permitió, tras la recuperación de Seúl, en marzo de 1951, la estabilización del frete un poco más al norte del paralelo 38º.  El agotamiento de ambos bandos facilitó la iniciación de las conversaciones entre las partes. Las negociaciones del armisticio se iniciaron en el mes de julio de 1951, en ese momento la guerra entró en una estado de estabilización del frente.  En el mapa 4 se aprecia el último gran movimiento de las líneas del frente con la arremetida de las tropas norteamericanas sobre los contingentes chinos y norcoreanos.

Mapa 4:  La ofensiva americana. Septiembre-octubre 1951

Sept. - oct. 1951

Sept. – oct. 1951

 

A partir del inicio de las conversaciones en 1951 se dio comienzo a una guerra de desgaste que se prolongó hasta 1953. Después de interminables negociaciones, en julio de 1953, poco después de la muerte de Stalin, se firmó el armisticio, consagrando el retorno de las líneas divisorias al paralelo 38º. Así, como señala Rafael Aracil, “cinco millones de personas murieron por nada”.[15]   Como se puede ver en el mapa 5, la línea de armisticio acordada se sitúa muy cerca del paralelo 38º. Entorno al cual se creo un área de seguridad de 4 kilómetros que quedó bajo supervisión de una Comisión de  Naciones Unidas.

Mapa 5:

Armisticio. Julio de 1953

 

Armisticio, 1953
Armisticio, 1953

 

Significado y consecuencias de la Guerra de Corea

Con la Guerra de Corea, la tensión propia de la Guerra Fría se transformó, por primera vez, en un enfrentamiento directo y armado entre el bloque comunista y el bloque capitalista. En Corea se manifestó concretamente que el mundo estaba dividido en dos bloques, que demostraron allí su incapacidad para reconciliarse, pero que también dieron muestra de su renuencia a arriesgarse a sostener una guerra directa y abierta aplicando todo su potencial bélico. De este modo, en la Guerra de Corea se marcó el carácter de las futuras confrontaciones durante la Guerra Fría: las potencias procuraron mantener el conflicto dentro de límites controlables, evitando el riesgo de una conflagración directa que hubiere significado desencadenar una guerra mundial y atómica.

Para Corea, la guerra sólo confirmó la situación surgida en 1948, es decir, en 1953 se estableció la división de la península por una línea que bordea el paralelo 38º.  Estableciéndose así el reconocimiento de dos estados irreconciliables, la República Popular de Corea al norte, dirigida por Kim Il Sung, y una República de Corea al Sur, influida por Estados Unidos y presidida por Syngman Rhee.

Respecto del significado de la Guerra de Corea para los demás participantes, Kissinger señala los siguientes: Para los Estados Unidos, Corea significó la primera guerra en que no se obtuvo una victoria decisiva.  Para China Comunista, la guerra había manifestado un literal empate con la superpotencia norteamericana, a pesar de que en comparación a ésta última, su inferioridad era evidente. Par la Unión Soviética, la Guerra significó la instalación decidida y permanente de fuerzas norteamericanas en el Asia Continental.[16]

- – – – – – – – -

- – – – – – – – -

También recomendamos la lectura de “3 documentos que describen y analizan la Guerra de Corea desde la perspectiva soviética y occidental“.

 – – – – – – – – -

 – – – – – – – – -

Notas bibliográficas:


[1] Gil, Julio, La Guerra Fría: la OTAN  frente al Pacto de Varsovia, Siglo XXI, Madrid 1998. Página 104.

[2]  Zorgbibe, Charles, Historia de las RR.II., 1997. Página 46.

[3] Gil, Julio, Ob. Cit., Página 110.

[4] Kissinger, Henry, La Diplomacia, FCE, 2000. Página 463.

[5]Ibidem, Página  464.

[6] Historia de la política Exterior de la URSS, 1974.  En: www.historiasiglo20.org/DOCUMENTOS/historiapoliticaexteriordelaURSS.html

[7] Kissinger, Ob. Cit., Página 462.

[8] General MacArthur, entrevista con G. Ward Prive, New York Ttiime, 2 de marzo de 1949, página 22. En: Kissinger, Henry, Ob. Cit., Página 463.

[9] Secretario de Estado Dean Acheson, “Crisis in Asia: An Examination of U.S. policy”, Observaciones ante el club Nacional de Prensa, Washington, 12 de enero de 1950. En: Kissinger, Henry, Ob. Cit., Página 463.

[10] Kissinger, Henry, Ob. Cit., Pagina 466

[11]  Ibidem, Pagina 479.

[12]  Ibidem, Pagina 471.

[13] Ibidem, Pagina 467.

[14]  Ibidem, Pagina 472.

[15] Aracil, Rafael, El mundo actual, desde la Segunda Guerra Mundial a nuestros días, UB, 1998. Página 119.

[16] Kissinger, Henry, Ob. Cit., Pagina 479

Autora del artículo: Ana Henríquez Orrego, “orígenes del conflicto de las dos coreas“. Directora de Escuela Pedagogía en Historia, Geografía y Educación Cívica, Universidad de Las Américas.

Acerca de Ana Henríquez Orrego

Magíster en Historia, Licenciada en Educación, Profesora de Historia, Geografía y Cs. Sociales por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Directora de Escuela de Historia de Universidad de Las Américas.
Esta entrada fue publicada en "TEMARIO GUERRA FRIA", DOCUMENTOS SIGLO XX, GUERRA DE COREA, GUERRA FRIA, HISTORIA CONTEMPORANEA, HISTORIA UNIVERSAL, uamericas, UDLA, UDLA PEDAGOGIA EN HISTORIA, udla.cl, universidad de las americas, www.udla.cl y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL CONFLICTO COREA DEL NORTE Y COREA DEL SUR.

  1. EL PAÍS: “Seúl promete una respuesta contundente si recibe una “provocación” de Pyongyang”
    http://internacional.elpais.com/internacional/2013/04/01/actualidad/1364800269_883049.html

  2. Pingback: ¿GUERRA DE COREA?. 1950-1953 | Historia1Imagen UDLA

  3. LA VANGUARDIA:
    Este artículo parece ser uno de los mejores que he encontrado en la red hasta el momento
    http://blogs.lavanguardia.com/berlin/corea-la-actual-crisis-a-la-luz-de-la-historia

  4. Felicito a la profesora Ana por su buen artículo sobre el conflicto de las dos Coreas, muy didáctico y de muy fácil intelección.
    Si me permite le sugiero un libro de historia sobre España en Puerto Rico que está en internet, gratis, y que tiene días de existencia: http://www.boriken.info/espana_en_puerto_rico/
    Afectuosos saludos con mi gratitud

  5. Pingback: Antecedentes históricos del conflicto de Corea hunde sus raíces en la Guerra Fría

  6. Moguel dijo:

    Profesora Ana
    Interesante articulo,sobre todo los mapas…

  7. http://www.cooperativa.cl/noticias/mundo/peninsula-de-corea/corea-del-norte/lider-norcoreano-justifico-ejecucion-de-su-tio/2014-01-01/090434.html
    Líder norcoreano justificó ejecución de su tío. En su mensaje de Año Nuevo, Kim Jong-un lo llamó “escoria del partido”. Se refirió también a los acercamientos con Corea del Sur.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s